Inicio > Efectos de la Meditación > Los peligros que acechan al meditador


Los peligros que acechan al meditador

Domingo, 19 de Julio de 2009 Meditador Dejar un comentario Ir a comentarios

Los peligros de la MeditaciónLa meditación o el meditar, en sí misma, no tiene peligros. Pero el meditador debe estar atento a una serie de cuestiones que sí pueden generar peligro para él, ya que existen ciertas condiciones amenazadoras que dependerán de muchos factores.
El estudiante de meditación debe ser advertido sobre algunas posibilidades desastrosas y sobre los efectos resultantes de tensiones indebidas, del celo excesivo y de la exagerada centralización, que puede conducir a un desarrollo desequilibrado.
Y en este punto, bien vale una aclaración: la centralización es una virtud, pero debe ser la centralización de propósito y objetivo, no la que desarrolla un solo método, excluyendo todos los demás.


También es importante saber que casi todos los peligros de la meditación derivan de nuestras virtudes, y en ello reside gran parte de las dificultades, consistiendo, principalmente, en un sutil concepto mental que va más allá de la capacidad de los vehículos inferiores, especialmente del físico denso (ya tendré que escribir en otro post sobre las 7 energías que componen un cuerpo).
Mañana les ofreceré la segunda parte de este post.

Compartilo:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • MySpace
  • Technorati
  • Twitter