Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Efectos Meditación’

La vida dedicada a la Meditación

Miércoles, 12 de Agosto de 2009 Meditador Sin comentarios

Ramana Maharshi, Meditador y Maestro de la India. Sri Baghavan

Una de esas personas que todos los Seres Humanos deberíamos admirar y seguir su ejemplo, se llamó Ramana Maharshi, también conocido como Sri Bhagavan.
En su libro “El sendero del Autoconocimiento” nos regala grandes enseñanzas de vida, pero hoy me gustó rescatar una de ellas, contada por F. H. Humphrey a través de una sipnosis de su encuentro con Ramana que fue publicada en su tiempo en la International Psychic Gazette.
Allí decía:

Un Maestro es alguien que sólo ha meditado en Dios, que ha arrojado su personalidad toda en el mar de Dios, y la ha ahogado y olvidado allí, hasta que se transforme en el único instrumento de Dios, y cuando abre la boca dice las palabras de Dios sin esfuerzo ni premeditación; y cuando levanta la mano, Dios fluye nuevamente a través de ella, pronta a obrar un milabro.

Leer más…

Como todo, la Meditación también tiene su límite

Martes, 28 de Julio de 2009 Meditador 11 comentarios

Visiones e ilusiones como peligros de la meditaciónHace unas semanas hablé aquí de los peligros de la Meditación. Muchos se pueden haber preguntado por qué hablo de lo negativo en un blog que supuestamente es para promover algo, pero hay cosas que son necesarias marcar, y esta es una de ellas.
Cuando hablamos de meditamos debemos ser responsables, y partir del supuesto elemental de que no conocemos -de buenas a primeras- a todas las personas (y menos aún a las cientas que pueden leer esto por día).
Entonces, hay que aclararles a quienes desean iniciarse en la práctica meditativa que así como pueden no experimentar nada en los primeros tiempos, pueden también hacerse presente ciertos mecanismos ilusorios que tienden a confundir la meditación con otra cosa.
Al respecto, bien vale expresar lo que dice la Doctrina:

Leer más…

Virtudes del Meditador para evitar los peligros

Lunes, 20 de Julio de 2009 Meditador Sin comentarios

Virtudes de la Meditación para evitar sus Peligros

Ayer publiqué este post sobre los peligros que acechan al meditador, y había prometido continuar hoy con el tema porque era un poco más largo y complejo de explicar para una tarde de domingo.
Como decía ayer…

casi todos los peligros de la meditación derivan de nuestras virtudes

Pero lo que no dije es cuáles eran esas virtudes, y aquí reside el punto de hoy.

Leer más…

Los peligros que acechan al meditador

Domingo, 19 de Julio de 2009 Meditador Sin comentarios

Los peligros de la MeditaciónLa meditación o el meditar, en sí misma, no tiene peligros. Pero el meditador debe estar atento a una serie de cuestiones que sí pueden generar peligro para él, ya que existen ciertas condiciones amenazadoras que dependerán de muchos factores.
El estudiante de meditación debe ser advertido sobre algunas posibilidades desastrosas y sobre los efectos resultantes de tensiones indebidas, del celo excesivo y de la exagerada centralización, que puede conducir a un desarrollo desequilibrado.
Y en este punto, bien vale una aclaración: la centralización es una virtud, pero debe ser la centralización de propósito y objetivo, no la que desarrolla un solo método, excluyendo todos los demás.

Leer más…

Los efectos de la meditación en el Sistema Nervioso

Viernes, 10 de Julio de 2009 Meditador Sin comentarios

Efectos de la Meditación en el Sistema NerviosoCasi todos los que practican la meditación, son conscientes de su efecto en el sistema nervioso. Esa suerte de “extásis” que se siente al permitir a la mente ir y venir por el sendero es el que asume algunas veces la forma de insomnio, excitación, energía acumulada y desasosiego, que no permiten el relajamiento.

La tarea meditativa tiene que ser parte de un acto placentero en el que podamos aportar nuestra conciencia al Servicio. Pero como decía más arriba, muchas veces ocurre que hasta se produce irritabilidad, que incluso no se había sentido antes de practicar la meditación; o reacciones nerviosas -como la contracción de los miembros superiores o inferiores, de los dedos y de los ojos-, depresión y disminución de la vitalidad, y otras maneras personales de expresar nerviosidad y tensión que son completamente innecesarias.

Leer más…